JUAN VALLE ANGUITA: ¿Un premio nobel de paz para España?

Siempre evocamos la figura de los cisnes negros cuando ocurre algún acontecimiento inesperado que cambia definitivamente el rumbo de la Humanidad. Eso fue lo que pasó con el derribamiento de las Torres Gemelas de New York. Ese hecho fue uno de los cisnes negros más catastróficos de las últimas décadas, cuyos efectos aún retumban con fuerza a lo largo y ancho de la tierra.

Son grandes catástrofes que el ser humano no puede controlar. Pero hay gente que siempre va más allá de los acontecimientos y este tipo de sucesos sirven de inspiración para plantear grandes soluciones a los grandes problemas planetarios. Problemas como el cambio climático, las revueltas del mundo Árabe, las invasiones en medio oriente, las guerras del Cuerno de África, la pobreza crónica del continente negro, el peligro de desaparición de 15 mil Islas en el mediterráneo, cientos de ciudades de los 24 países con sus 500 millones de habitantes que hacen parte de la cuenca mediterránea, tendrían una solución si se ejecutara el proyecto sobre el Estrecho de Gibraltar ideado por Juan Valle Anguita, un hombre pausado y sereno, con la experiencia de la vida en sus ojos, quien encontró en esta serie de catástrofes las medidas justas para remediar, al menos, dos de estas grandes tragedias de la Europa Moderna y del continente negro: El cambio climático y la inmigración africana.

Son personas que saben que los problemas del hambre crónica, la esclavitud moderna, la miseria intelectual, la neocolonización o el intercambio desigual de materias primas y productos elaborados entre los países del primer y tercer mundo es la abolición de la pobreza y democratización de la riqueza, la política y la economía, es, única y exclusivamente la paz.

Juan Valle a propuesto al Comité Hispano – marroquí la construcción de un puente presa en el Estrecho de Gibraltar para unir África y Europa. La presa puente serviría de contención a las grandes inundaciones que se prevén en el futuro como consecuencia de la subida del nivel de las aguas por el cambio climático, y que conllevaría la inundación de ciudades y países enteros de los países del Mediterráneo.
Sobre la presa se construirían 15 kilómetros de autopista. Este canal directo de comunicación entre los dos continentes que se necesitan uno al otro, llevaría un alivio económico a África y con ello el cese de las guerras y la inmigración hacia Europa.

Por este proyecto, un grupo de la personas lideradas por Tito Hernández Pinto, lo propuso como candidato al Premio Nobel de la Paz. En declaraciones a la entrevistadora Mariana Stoichkova, el señor del Valle dijo estar orgulloso por la postulación y por el respaldo obtenido por numerosas personalidades, entre ellas la de propio Rey de España. Este sería un Gran Cisne Blanco, en contraposición de los señores de la guerra que han hecho de la guerra una empresa multinacional de inmensas proporciones.

ARTURO PRADO LIMA

 

  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  1 voto