VECINOS DE CARABANCHEL: ANTONIO CALLEJAS, UN ARTISTA ESCONDIDO EN NUESTRO BARRIO

Continuando con la sección “Vecinos de Carabanchel” y gracias a la colaboración de los lectores, A Voces de Carabanchel ha descubierto la historia de un artista escondido en nuestro barrio y ha tenido la oportunidad de conocerle en su casa, un auténtico museo. 

Antonio Callejas, natural de Castilla y León, llegó a Carabanchel hace 50 años. Aquí sigue y no pretende moverse. En su infancia, con apenas 12 años Antonio descubrió su pasión por la pintura, en gran parte, gracias a uno de sus profesores. No era como todos los niños. A la hora del recreo, el se quedaba con su profesor, pintando y aprendiendo técnicas nuevas. 

“Me arrepiento de no haber estudiado algo relacionado con la pintura” explica Antonio Callejas, que tuvo que trabajar muy joven para poder ganarse la vida. Antes, no cualquier familia podía permitirse pagar los estudios de un hijo. Antonio viajó a Madrid junta a su hermano, en busca de trabajo y nunca más se fue. Aquí trabajó, formó una familia y años más tarde volvió a recuperar su pasión por la pintura.

Antonio de 74 años, lleva pintando de forma regular los últimos 25. Retratos, animales, flores, paisajes, ciudades. “Calculo que en estos 25 años años habré pintado unos 200 cuadros” nos cuenta Antonio Callejas. “Lo que más me gusta es el óleo sobre lienzo y cuando a la temática, me da igual, disfruto pintando cualquier cosa”. Los Centros Culturales de Carabanchel sirvieron a Antonio para aprender nuevas técnicas pictóricas. Esa es su única formación. 

“La gente no aprecia el arte, el valor de un cuadro parece que lo da el dinero” . Pintar un cuadro suele tener un coste de 200 euros, debido al lienzo, pintura, barniz y por supuesto mano de obra. Además del desplazamiento, ya que debido a los fuertes olores no puede pintar en casa y se desplaza a un taller de pintura cercano. 

¿Dónde guarda todos los cuadros? “En casa. Mi mujer me dice que no meta más cuadros en casa pero yo le digo que no hay que darles de comer” explica sonriente Antonio. 

CARABANCHEL: 50 AÑOS DE CAMBIOS

Antonio lleva 50 años en Carabanchel, ha visto como han cambiado sus calles, sus comercios, su ocio y sus vecinos. “El barrio ha cambiado para mejor”. Explica que antes había muy pocas tiendas. “Ahora tenemos una variedad increible, podemos comprar absolutamente de todo a unos cuantos metros de casa. Es una comodidad que antes no existía”.

Sin embargo, Antonio echa de menos poder disfrutar de sus aficiones en Carabanchel. “Me dió mucha pena cuando cambiaron la Plaza de toros, era una Plaza muy bonita, antigua, de pueblo y por supuesto la desaparación de los cines de barrio. Antes todo el mundo podía bajar al cine y ver una película. Ahora los más mayores lo tenemos muy complicado”.

 

 

 

 

 


  Votar:  
Resultado:3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos
  18 votos