DENUNCIA VECINAL: VIVIR FRENTE A UN CANTÓN DE LIMPIEZA

Ana Barrios, vecina de Carabanchel, decidió cambiar de domicilio hace dos años. Necesidades familiares, obligaron a buscar una casa mucho más accesible. Una de las casas bajas de la Colonia Torres Garrido se conviritió en su nuevo hogar. Esta, es colindante con el cantón de limpieza sito en Carabanchel, c/ María Odiaga 1. “Vivir aquí supuso muchísimo esfuerzo para que mis padres pudieran tener una vivienda accesible y digna en su vejez”. Este cantón de limpieza, a escasos metros de su casa, provoca constantes ruidos, vibraciones, polvo y emisiones nocivas las 24 horas del día, los 365 días del año. 

“Hemos acudido varias veces  a pedir presencialmente por favor, una mejor organización del trabajo, que los trabajadores no griten, que no tengan una retroexcavadora o las aspiradoras de calle encendidas sin nadie trabajando con ellas durante toda una mañana (de 7:30 a 13:30), transmitiendo ruido, CO2 , carbonilla y vibraciones ; que no prueben y pongan a punto los sopladores de hojas a las 6:00-7 de la mañana tanto en diario hábil como festivo ; que  no tengan sus camiones encendidos durante 20 minutos mientras rellenan sus partes de trabajo antes de salir ( en el silencio de la noche de 24:00- 24:50 , a las 2:00 a las 6:00, a las 7:30 ) que reubiquen esas maquinarias que generan emisión de gases, carbonilla, exagerados ruidos y vibraciones trasladadas a la casa a lo largo del día y a horas intempestivas por los distintos horarios de trabajo repartidos en las 24 horas del día los 7 días de la semana y 365 días”.

 

 

Ana asegura estar desesperada y empezar a notar la falta de sueño y descanso. “Irritabilidad, falta de atención, estrés, imposibilidad de ventilar la casa por la entrada de suciedad, los gases motores”. Esta vecina lleva luchando meses por su salud. Comenzó hablando directamente con los trabajadores del cantón de limpieza, pero no surtió efecto, tan solo uno de ellos, mostró algo de empatía y reconoció que vivir ahí debe ser un infierno. “Creo que con una buena organización e intentando molestar menos, gran parte de estos problemas desaparecerrían”. 

 

 

Esta vecina se ha sentido ignoragada por la administración. Ha escrito al Alcalde, a la Vicealcaldesa, al Sr. Borja Carabante y al director general de servicios de limpieza y residuos, Víctor Manuel Sarabia Herrero, el único que ha respondido a la solicitud escrita. En dicha respuesta, el director general insiste que “llevan 30 años desarrollando está actividad” y que “sus vehículos tienen las revisiones pertinentes”. 

 

 

Lo único que ha surtido efecto ha sido la difusión en redes sociales de los innumerables videos que muestran este problema. “Hemos conseguido que se retiren los camiones a 15 metros de debajo de nuestra ventana pero los ruidos, vibraciones y emisiones siguen existiendo”. 


  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  2 votos

1 comentarios

  1. Ana Barrios | 04/03/2020 11:00h. Avisar al moderador
    Hola, soy Ana Barrios, David, mil gracias por tu interés, por tu tiempo y por hacer visible este problema.😊   

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*