Conoce los centros de mayores del distrito de Carabanchel en total 5 de 7 barrios

Conocemos los centros de mayores del Distrito de Carabanchel

Solo hay 5 centros de mayores En los siete barrios

Que sabemos de los centros de mayores


El distrito de Carabanchel tiene siete barrios: Opañel, San Isidro, Vista Alegre, Buenavista, Abrantes, Comillas y Puerta Bonita; estos dos últimos no tienen Centro de Mayores.

El Distrito solo tiene cinco centros municipales de mayores: Francisco de Goya, (C/ Alfredo Aleix, 1 y 3), Monseñor Óscar Romero (C/ Monseñor Óscar Romero, 42), Roger de Flor (plaza de Roger de Flor, 15), San Vicente de Paúl (C/ Antonia Lancha, 54) y Tierno Galván (C/ Carrero Juan Ramón, 24). Hay otro centro para personas mayores, de la Comunidad de Madrid, en la C/ Mercedes Arteaga, 18. El funcionamiento de dichos centros está regulado en sus respectivos estatutos. Documento que no  nos facilitan cuando nos hacemos socios, por ello desconocemos derechos y obligaciones que nos asisten, así como funcionamiento y los servicios que prestan los centros.

Los Socios damos vida a los centros de mayores


Somos los socios los que damos vida a los centros, así como los responsables de cuidar de las instalaciones y del buen funcionamiento. Pero como norma general, ¿qué hacemos los socios? Pasar de los temas, no asistiendo a las asambleas generales anuales, y cuando hay elecciones votan un número ínfimo de socios. Daré un dato: de 18.500 socios, 400 votantes. Luego nos quejamos del mal funcionamiento de los centros y de las juntas, que si siempre son los mismos, que si llevan muchos años, que si están es por viajar gratis, etc. ¿Aportamos algo para que funcione mejor? Quizá no podamos cambiar el mundo, pero sí la pequeña parte que nos corresponde. Nos deberíamos implicar más en los temas sociales de los mayores. Tenemos mucho tiempo, pero, ¿en que lo empleamos? ¿En colaborar y ayudar a los demás o en matar el tiempo hasta que éste nos mate a nosotros? Deberíamos estar más activos de mente y espíritu. Colaborando y ayudando a los compañeros más  vulnerables.

Problemas de la vejez


La soledad, la incomunicación y el aislamiento son la mayor condena de la vejez. Le escuché decir a un octogenario: “Me siento tan solo y necesitado de afecto y cariño, que muchas noches, antes de quedarme dormido, lloro mi muerte”. Otro decía: “Moriré con la lúcida certeza de que nadie me echará de menos”. No nos debemos aislar, participemos con otros compañeros en talleres y actividades que se imparten; somos nosotros los que damos vida a los centros de mayores participando en las actividades programadas. Critiquemos menos y participemos más: si participas conocerás  a otros  compañeros, con los cuales podrás cambiar impresiones, aficiones, talleres y juegos. Si no sales de tu casa, no sabes lo que te pierdes. La soledad nos sugiere todas las maldades. Debes comunicarte y relacionarte. Aunque la verdadera comunicación es cuando los ojos hablan, el corazón se involucra y el alma se expande. Sin comunicación no puede haber amistad, y mucho menos amor.

Santiago Bustos Fernández

  Votar:  
Resultado:0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos
  0 votos