Fofito: ‘’Siempre ha habido y habrá un payaso, y si se me necesita para recaudar fondos para una causa benéfica, me pongo la nariz y los zapatones grandes’’

Alfonso Aragón, más conocido como el payaso Fofito, es, ha sido y será uno de los personajes más icónicos de nuestro país. Hijo del conocido Fofó, el pequeño Fofito heredó el talento y el trabajo de su padre, cuya principal función era hacer reír. Con más de 50 años en el mundo del circo y del espectáculo, Fofito actúa desde finales de noviembre hasta finales de enero en el circo Holiday, ubicado en el barrio de Lucero, donde parece que dará sus últimas funciones, al menos por un tiempo.

¿Estás disfrutando las funciones en el circo tras el parón producido por la pandemia y antes de tu retirada?

Sí, estoy muy contento. La retirada es temporal, Fofito no se va a retirar, va a tomarse un tiempo de descanso para estar con sus nietas e hijas. Si hago alguna función después de este espectáculo va a ser de mes en mes porque llevamos dos años de gira con este circo, y eso a mi edad pasa factura. Aún así, echábamos de menos este mundo, y todo se paró a nivel mundial por la pandemia. Ahora sí lo estamos disfrutando, nos permiten tener incluso el aforo completo cuando antes solo podíamos tener 300 personas.

¿Cuáles son las diferencias entre los niños de antes y los niños de ahora con respecto a su relación con el circo? ¿Ha cambiado el espectáculo?

Los niños de ahora están más espabilados por culpa de los medios y de internet. Al niño ahora hay que esconderle el chiste, sino te lo averigua enseguida. Las canciones se siguen manteniendo, y lo bonito es ver cómo el niño se queda mirando al abuelo y diciendo: “el abuelo se sabe la gallina turuleca”, es muy curioso. Ahora estamos trabajando para tres generaciones, los que en su momento eran padres viendo Los payasos de la tele con sus hijos, y esos hijos que ahora han crecido y son padres y traen a sus pequeños, y eso es muy bonito.

¿Cómo te sientes al ver a esas tres generaciones disfrutando en familia?

Nuestra obligación es hacer reír a toda la familia con un humor sano. Por ejemplo, el niño no entiende el chiste de doble intención, ni el chiste político, que lo sabemos hacer, pero no lo hacemos porque viajamos a otros países y no tenemos derecho a meternos con sus políticos. Pero nos queda un margen donde se logra hacer reír a toda la familia sanamente. Además, acude mucha gente al circo y, tras este parón, que nos ha afectado tanto a las personas que vivimos del espectáculo, como las que no, se nota muchísimo que el público tiene ganas de retomar actividades porque ellos también han estado parados. Incluso ahora que hay que cumplir las normas de seguridad y llevar la mascarilla, en la mirada se les ve que se ríen, que tienen ganas y aplauden incluso más que antes. Está siendo muy buena la reacción.

¿Qué consejo daría a los compañeros del gremio del espectáculo para mantener el circo y que perviva por los años?

Les diría que es muy bonito, y que merece la pena mantenerlo. Nosotros, que muchas veces dormimos en las caravanas del circo porque hay función matiné, podemos ver que el padre que trabaja en el circo enseña a su hijo a hacer malabares, trapecio, etc. Y vemos que hay una generación que viene empujando bastante fuerte. Por ejemplo, el chico más pequeño del circo ya ha debutado, fue payasito y músico, y ahora ya te hace un número de altura.

¿Qué les dirías a todas aquellas familias de Madrid y de sus barrios que te conocen, a todas las generaciones a las que has hecho reír?

Les diría que siempre ha habido un payaso y siempre lo habrá. Y si hay alguna ocasión donde se necesite a Fofito para recaudar fondos para una causa benéfica, me pongo la nariz y los zapatones grandes. Y ahora, que estaremos aquí en el barrio de Lucero hasta finales de enero, tenemos un nuevo espectáculo, una nueva carpa, y el circo continuará. Nos encantaría tenerlos a todos aquí, les esperamos con un montón de funciones con las que lo pasarán en grande, seguro.


  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  2 votos

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*