EL PERFIL DEL APOSTANTE ES SIMILAR AL DEL ADICTO A LOS VIDEOJUEGOS, PRINCIPALMENTE ADOLESCENTES

APUESTAS DEPORTIVAS
  • A Voces de Carabanchel continúa con el análisis de uno de los problemas que más preocupa a los vecinos de Carabanchel, la ludopatía. En esta ocasión, nos centramos en el perfil del ludópata, que cuenta con unas características claras.

La situación actual no es positiva ni esperanzadora y afecta cada día a más personas y cada vez más jóvenes. Pilar Notario, Directora del Centro de atención de adicciones de Aluche, perteneciente al Instituto de Adicciones de Madrid Salud nos confiesa que cada vez son más los adolescentes que acuden en busca de ayuda.

Para empezar a entender la magnitud del problema, primero hay que conocer a los protagonistas. Según Madrid Salud, institución perteneciente al Ayuntamiento de Madrid, existe un perfil del apostante que normalmente se suele cumplir. Para el apostante el acto de apostar es mínimo si lo comparamos con las actividades que realmente ocupan la gran parte de su tiempo: buscar información deportiva, consultar resultados, visitar webs especializadas, preparar estadísticas...Estas actividades se convierten en su principal preocupación, lo que hace que sea difícil de compaginar con los estudios o el trabajo.

El perfil del apostante cuenta con unas características claras. Una de ellas es que su percepción del riesgo es baja. Varios son los motivos que provocan esta situación. En primer lugar, la mayor aceptación social, producida por la promoción llevada a cabo por referentes deportivos y televisivos. Otro razón es el nivel de confianza en sus conocimientos, creen que tienen todo bajo control, lo que deriva en el tercer motivo, la ilusión de profesionalización, es decir, soñar con hacer del juego un modo de vida.

Este prototipo de apostante se suele cumplir en la mayoría de ocasiones y casualmente coincide con el perfil de los adictos a los videojuegos. Este puede ser uno de los motivos que explique el creciente éxito que están teniendo las apuestas entre los adolescentes. Algo que seguramente también saben los dirigentes de las casas de apuestas y que han utilizado para ganarse a este nicho de mercado joven, fácil de manipular, con necesidad de conseguir dinero y con sueños de profesionalización.

La situación actual supone que los menores sean el foco de atención para este tipo de locales. Unido a la desregularización existente, se percibe que los menores no cuentan, en este caso, con la protección que deberían. Parece que únicamente las asociaciones de vecinos y organizaciones de barrio han detectado la situación y están intentado dar voz y visibilizar, a través de cartelería y coloquios, el problema que puede ocasionar la ludopatía en los barrios más humildes de Madrid a largo plazo.

Asociaciones juveniles sin ánimo de lucro, como la Asociación Trasluz, también ha detectado este problema y ha trabajado en su campamento de verano la ludopatía con los más jóvenes a través de dinámicas y juegos de roles. 

 


  Votar:  
Resultado:2,3 puntos2,3 puntos2,3 puntos2,3 puntos2,3 puntos
  3 votos

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*