un palacete olvidado

Un palacete olvidado

Rincones de historia en el Distrito

ROBERTO BLANCO TOMÁS

Carabanchel es un distrito paradójico: tiene un montón de patrimonio histórico arquitectónico, pero una parte importante del mismo no puede ser visitado por los vecinos (buen ejemplo de ello es la Finca de Vista Alegre). Y otra parte está tan descuidada que si no se hace algo lo acabaremos perdiendo, como el edificio que traemos hoy a este espacio.

Si bajamos General Ricardos en dirección al río, antes de llegar a Oporto encontraremos a mano derecha el palacete cuya foto acompaña a estas líneas. Seguramente coincidirán conmigo al menos en dos cosas: es un edificio bonito, y está hecho una pena. Para saber más acerca de él, hemos preguntado a nuestro amigo Antonio J. Antequera, vecino y arquitecto especializado en patrimonio, que nos ha contado muchas cosas interesantes al respecto. Al parecer, el edificio fue originariamente un hotel construido en la carretera de Madrid en 1890. “El negocio no fue muy exitoso —nos cuenta Antonio—, y lo adquirió en los años veinte la fundación de Ramona Goicoechea Isusi para destinarlo a asilo de inválidos del trabajo manual e intelectual, y parece que posteriormente se destinó específicamente a mujeres mayores con discapacidad. Esta fundación seguiría siendo en teoría la actual propietaria (en el planeamiento vigente la finca sigue siendo de uso asistencial privado, aunque aparece denominada como ‘Centro Asistencial Hermanos de los Pobres Desamparados’)”.

En 1926 se reinauguró el edificio, tras una reforma estructural efectuada por Secundino Zuazo Ugalde, “el que fuera arquitecto de los Nuevos Ministerios y una de las grandes figuras de todas las infraestructuras urbanas proyectadas y ejecutadas durante la República”, explica Antonio. La reinauguración la hizo la infanta Isabel de Borbón.

Tras ser abandonado entre finales de los ochenta y principios de los noventa, actualmente está vacío. “Tiene nivel de protección 2, es decir, protección estructural; en este caso de paramentos exteriores”, apunta Antonio. Desde aquí hacemos un llamamiento a quien corresponda para que haga algo con este edificio, ya que en Carabanchel nos gusta que todo en el barrio luzca tan bien como sus vecinos, para que no desentone.

Sobre Redacción

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

quien teme a Virginia wolf

La crítica rendida a ¿Quién teme a Virginia Woolf?

La acogida por parte del público ha sido ha sido sencillamente fantástica. La complicidad mostrada por nuestros espectadores en cada representación colma todas nuestras expectativas.

estacion de Pan Bendito

El Grupo Socialista pide un plan para Pan Bendito

Pan Bendito, en Abrantes, “un barrio obrero y humilde en el que se están dando todas las condiciones para que se convierta en una zona marginal y marginada: alta tasa de paro, alto índice de fracaso escolar, deterioro de la convivencia, inseguridad, etc.

Fomentando hábitos saludables en el Distrito

Fomentando hábitos saludables en el Distrito

En Carabanchel somos pioneros fomentando hábitos saludables entre las niñas y niños del Distrito gracias a un programa denominado “Actividades para el Fomento de Hábitos Saludables”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies