La falta de personal sanitario en julio golpea a los centros de salud de Carabanchel

Centro de Salud de General Ricardos
Centro de Salud de General Ricardos

El sistema sanitario en Carabanchel está bajo mínimos. Al cierre de las SUAP y la más que previsible no apertura de este centro de urgencias a medio plazo, se añade la delicada situación de los centros de salud. El Consejo de Salud de Carabanchel ha llevado a cabo este mes de julio una campaña para denunciar la situación de los centros de salud del distrito. “La Comunidad de Madrid continúa con su estrategia de aniquilar la atención primaria y dejar bajo mínimos la Sanidad Pública”, afirman en un comunicado. 

En su opinión, “dejar bajo mínimos los centros de salud en el verano forma parte de esta estrategia de privatizar la sanidad”. Por ello, concluyen que por el bien del ciudadano y también de los profesionales sanitarios “es necesario y urgente reclamar recursos para la sanidad y contratar a más profesionales”. 

Con esta denuncia, el Consejo de Salud de Carabanchel pretende demostrar que la Comunidad de Madrid no contrata el personal suplente necesario para poder cubrir las vacaciones de los médicos habituales. “La Comunidad descuida a sus profesionales, asfixia la atención primaria, quiere cerrar algunos centros de salud por las tardes y además no abre las SUAP”, concluyen. 

Según los datos presentados por esta plataforma, la situación de los centros de salud del distrito de Carabanchel durante julio es la siguiente: 

Centro de Salud Puerta Bonita

Situado en la calle Alegría 24, desde el Consejo de Salud de Carabanchel denuncian que solo hay un médico y que solo se brinda atención urgente. Solo hay que echar un vistazo en Google (1,9 sobre 5 en valoración) para ver las múltiples quejas de los pacientes: “No te atiende nadie, pides cita y tampoco. El médico nunca está; pido cita con la enfermera y tampoco está (...) Me fui tras esperar casi dos horas sin que nadie me atendiera”, señalaba Robert Bunceanu hace apenas una semana.  

En líneas generales, los pacientes se quejan del trato recibido. Las citas no llegan antes de 10 o 12 días y si vas de urgencia tardan varias horas en poder atenderte, como reconoce Tamara Arakelova. “Fui a las 9 con fiebre a urgencias, no podía estar de pie y sin embargo me dijeron que volviera a la 1”, remarca. “La gente del mostrador habla con amargura; no nos merecemos este trato”, resalta Jhon Lenis. “Es una desgracia para mí que este sea mi centro de salud”, concluye Maria Laura Ríos. Es más, aconseja a los posibles nuevos residentes del barrio que antes de elegir su vivienda tengan en cuenta la pésima puntuación de este centor de salud. 

Centro de Salud Quince de Mayo

Según señala el Consejo de Salud de Carabanchel, en julio faltan tres médicos de familia de los 10 que hay en plantilla. Además, falta un pediatra (de dos), dos enfermeras de diez y un administrativo de ocho. Las quejas sobre este centro situado en el Paseo del Quince de Mayo, 10 no se han hecho esperar en Google, que da una pésima puntuación al centro de 2,2 sobre 5: “Es una vergüenza, muy mala atención al paciente. Ahora resulta que no dan cita telefónica y si necesitas presencial no hay hasta dentro de 15 días. Tampoco contestan al teléfono, por eso he tenido que ir allí a pedir mi cita”, afirma la usuaria Dianchi. 

A pesar de las quejas, la situación no mejora. De hecho, Mayte García asegura que finalmente tuvo que cambiar de ambulatorio. “ero empatía, poco carisma a la hora de tratar al paciente”, concluye Chris Martin. “Cuando tienes suerte de que te atiendan parece que te están perdonando la vida”, añade Valentina Canastelli. 

Centro de Salud General Ricardos

Es junto al de Nuestra Señora de Fátima el más grande del distrito. En el mes de julio, como visibiliza el Consejo de Salud de Carabanchel, faltan 14 médicos de familia de los 29 que hay en plantilla. Además, han tomado sus vacaciones cuatro de los cinco pediatras que hay en el centro y 10 de las 28 enfermeras. A su vez, faltan dos de las tres matronas (las cuales atienden a tres centros). Por último, faltan 6 de las 18 administrativas que tienen en plantilla.

Cabe destacar que, a pesar de todo, es el centro de salud con mejor puntuación de todos (3,8 sobre 5 en Google). Paloma Herrera agradece la predisposición a la hora de tramitar la baja de un familiar. Aun así, se queja del trato recibido en recepción. Por su parte, Ana Mazuecos, señala que el 23 de junio llamó pidió cita telefónica para su madre. “¡Me la dieron el 12 de julio a las 9:30 horas! Pues bien, son las 11:39 y no he recibido ninguna llamada”, se queja enérgicamente. 

Centro de Salud de Guayaba (Carabanchel Alto)

Según los datos del Consejo de Salud de Carabanchel, en julio faltan 9 de los 24 médicos de familia que tiene este centro. Además, faltan 8 de las 20 enfermeras y 4 administrativas. Con 2,0 sobre 5 de valoración en Google, las críticas a este centro de salud situado en la calle Antonia Rodríguez Sacristán, 4 también son muy frecuentes. “Fui con mi madre (80 años) de urgencias por una caída. Tras 4 horas. Una radiografía nos mandan a casa con una venda y reposo. 24h después, y tras tener la mano morada e hinchadisima, en el Hospital Puerta de Hierro repiten la radiografía y tiene el radio roto y el escafoides”, asegura Mj, una de las últimas usuarias en comentar.

Aun así, Elvira Gómez, señala que a pesar de que tuvo que llamar cuatro veces para que pudieran atenderla por teléfono, “el trato tanto telefónico como presencial ha sido fabuloso”. Asimismo, en el último mes son varias las personas que se quejan de la precariedad de este centro y de que cuesta mucho que alguien atienda al teléfono.

Centro de Salud Abrantes

El Consejo de Salud de Carabanchel continúa su periplo por los centros de salud del distrito para remarcar la falta de personal en el Centro de Salud de Abrantes, situado en la Avenida de Abrantes, 55. Según sus datos, este mes de julio faltan 10 médicos de familia de los 16 que tiene en plantilla. Igualmente, no está la mitad de los pediatras (2 de 4) y faltan también 3 enfermeras de las 15 que hay en plantilla. 

Al igual que en la mayoría de centros de salud del distrito, la valoración en Google es pésima: 1,6 sobre 5. Todos los comentarios de las últimas semanas son a cual más duro. Se quejan de nula atención telefónica, de pésima atención personal, de estar más de dos horas esperando sin que nadie atienda o de la imposibilidad de conseguir cita, tanto telefónica como por internet. “Una estrella porque no se puede poner menos”, resume el usuario Víctor Domínguez. 

Centro de Salud Carabanchel Alto

El segundo de los centros de salud situados al otro lado de la Avenida de los Poblados es el Centro de Salud Carabanchel Alto, situado en la Avenida de Carabanchel Alto, 150. Desde el Consejo de Salud de Carabanchel aseguran que faltan siete de los 11 médicos de familia que hay en plantilla y cuatro de las 12 enfermeras. 

En Google, es uno de los peor valorados, con 1,7 sobre 5 puntos. Las quejas en las últimas semanas han crecido como la espuma. “¿El teléfono para que lo tenéis? Ya que todo lo tenemos que hacer llamando al centro, ¿por qué no sois capaces de atender nunca?”, se queja la usuaria Sara. Peor situación fue la que vivie Gabriel hace apenas una semana: “Fui el 19 de julio con 39 de fiebre tras dar positivo en COVID y la única atención que recibí fue la de una señora administrativa que me dijo que era normal estar malito y que me fuera a casa, porque ya me llamarían. Una hora después, con 40 de fiebre y tras numerosas llamadas al centro de salud sin obtener respuesta, tuve que ir al hospital”. 

Centro de Salud Nuestra Señora de Fátima

El Consejo de Salud de Carabanchel afirma que en el Centro de Salud de Nuestra Señora de Fátima faltan 12 de los 27 médicos que tienen en plantilla. Igualmente, solo hay tres de sus seis pediatras y faltan nueve de sus 22 enfermeras. A su vez, en julio solo hay 13 administrativos, frente a los 16 que hay normalmente. 

Con un 2,2 de valoración sobre 5, las opiniones negativas se suceden. Hay quien, como Alberto Gómez, no culpa solo a la Comunidad de Madrid, sino que también hace hincapié en el poco empeño que ponen algunos sanitarios. Por su parte, Javier Rodríguez, hace apenas unos días, mostraba también su malestar: “Colas infernales, gente esperando en la calle… Parece que hasta que no privaticen la sanidad no van a parar”. Ana Losada y Mónica Gómez repiten lo mismo que la mayoría: Poco personal, no responden al teléfono, los resultados de las analíticas nunca llegan… En definitiva, un caos organizativo fruto de la falta alarmante de personal. 

Centro de Salud de Comillas

Por último, el Consejo de Salud de Carabanchel hace un repaso por el Centro de Salud de Comillas, situado en la calle Eduardo Marquina, 33. Según los datos que baraja el Consejo de Salud de Carabanchel, este centro de salud solo cuenta en julio con 9 de sus 13 médicos de familia. Además, falta uno de sus dos pediatras y seis de sus 12 enfermeras. Asimismo, hay seis administrativas frente a los ocho que trabajan normalmente y solo uno de sus dos celadores. 

Para los usuarios, este centro de salud también deja bastante que desear, consiguiendo solo 2,3 sobre 5 en sus puntuaciones de Google. Entre las opiniones más recientes, un paciente que queja de que le dieron cita a las 15:00 horas para una baja y, una vez allí, le dijeron que imposible atenderle antes de las 18:30 horas. Joel Manuel Días pide otro centro de salud cuanto antes. De hecho, este barrio lleva 18 años reivindicando otro centro de salud que la Comunidad de Madrid prometió en un solar de la calle Antonio Leyva. A pesar de las manifestaciones y reivindicaciones constantes, la comunidad hace caso omiso y sigue sobresaturando el centro de salud de Eduardo Marquina. 

Imagen nefasta por la falta de personal

En definitiva, como puede comprobarse en este reportaje, la situación de los centros de salud de nuestro distrito es pésima. Aun así, cabe destacar que el personal sanitario no es siempre el culpable, como quieren demostrar en el Consejo de Salud de Carabanchel. La falta de médicos y médicas, de enfermeros y enfermeras y de personal administrativo dificulta mucho la labor de los sanitarios.

A esto se suma el agotamiento por hacer turnos larguísimos sin apenas descanso. De ahí que sea responsabilidad de todas y todos reivindicar una sanidad pública de calidad y acorde a lo que el paciente se merece. 

No cabe duda de que nuestra sanidad está tocada y atacada. Si reflexionamos sobre la experiencia de los pacientes, solo aprobaría (raspado) el Centro de Salud de General Ricardos. El resto tiene una puntuación muy mediocre o, directamente, lamentable. Seguro que si alguna vez buscamos cualquier negocio en Google y vemos que tiene una puntuación inferior al 2 (sobre 5) ni nos planteamos acudir. Sin embargo, en los centros de salud no podemos hacer lo mismo. Por eso, tenemos que remar todos juntos para poder revertir esta compleja situación. 


  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  1 voto

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*