LA COMUNIDAD DE MADRID NINGUNEA LA PARTICIPACIÓN DE LOS RESIDENTES EN LOS ÓRGANOS DE REPRESENTACIÓN DE LAS RESIDENCIAS DE MAYORES

La Asociación Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias (PLADIGMARE) quiere llamar la atención sobre el incumplimiento de sus deberes para con los usuarios de las Residencias de Mayores de la Comunidad de Madrid, por parte de la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, de su Organismo Autónomo Agencia Madrileña de Atención Social y de su Dirección General de Atención al Mayor y a la Dependencia.

Después de solicitar información a la Consejería y de remitirla fuera del plazo establecido, hemos podido saber que de las 183 Residencias para mayores de la Comunidad de Madrid, en las que las personas mayores tienen derecho a estar representadas y participar en la vida de los Centros mediante Consejos de Residentes o de Usuarios, la Comunidad de Madrid sólo tiene en funcionamiento y conoce la existencia de 11.

De las 119 Residencias con plazas concertadas que deberían tener 119 Consejos de Usuarios, la Consejería desconoce el cumplimiento, por parte de las Residencias privadas de esta obligación de establecer Un Consejo de Usuarios en las mismas.

Por otro lado, de las 19 Residencias de titularidad pública y gestión privada, sólo 6 poseen un Consejo de Usuarios.

De las 25 Residencias públicas pertenecientes al Organismo Autónomo AMAS, sólo 5 tienen Consejo de Residentes.

Y de las 20 Residencias públicas de titularidad municipal (pertenecientes a diferentes municipios de la Comunidad), desconoce la existencia de estos órganos de representación y participación.

No existen palabras para definir esta situación


El 24 de abril de 2019, pedimos información sobre estos órganos a la anterior Consejera. Con fecha de 10 de junio de 2019 el Director Gral. del Mayor mandó una circular a los Centros Residenciales con plazas concertadas para que establecieran los Consejos de Usuarios.

Esta situación indica la voluntad, hasta ahora, de evitar el más mínimo control y dificultar la participación de los Residentes en sus condiciones de vida en las Residencias y en el funcionamiento de las mismas. Se realizan elecciones, cuando se hacen, sin publicidad y sin promoción, sin información de derechos, casi de forma clandestina. No son de extrañar las noticias alarmantes que surgen de vez en cuando sobre alimentación, sanciones por falta de la debida atención en la higiene y aseo personal, por la falta de vigilancia y cuidado de los mayores.

No tienen la más mínima posibilidad de defenderse y de participación en los Centros. Si la explicación es el grado de deterioro de los mayores, ello pondría en evidencia la necesidad de la participación de los familiares en estos órganos, tal y como venimos reclamando desde PLADIGMARE, desde nuestros inicios.


  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  1 voto