195 MILLONES DE EMPLEOS A TIEMPO COMPLETO SE PERDERÁN EN EL MUNDO POR EL CORONAVIRUS

pixabay

 

El posible aumento del desempleo mundial durante 2020 dependerá de manera considerable de la evolución futura y de las medidas políticas que serán adoptadas.

Así lo anuncio la OIT (Organización internacional del trabajo) por la crisis sanitaria del COVID-19 y prevé que a nivel mundial hará desaparecer el 6.7 por ciento de las horas de trabajo en el segundo trimestre de 2020 lo que equivale a 195 millones de trabajadores a tiempo completo por recortes a gran escala. En los Estados Árabes (8,1 por ciento, equivalente a 5 millones de trabajadores a tiempo completo), en Europa (7,8 por ciento, o 12 millones de trabajadores a tiempo completo) y en Asia y el Pacífico (7,2 por ciento, 125 millones de trabajadores a tiempo completo).

El organismo internacional señala que se prevén enormes pérdidas en los distintos grupos de ingresos, en particular en los países de ingresos medios altos (7 por ciento o 100 millones de trabajadores a tiempo completo). Esto supera con creces los efectos de la crisis financiera de 2008-2009. Los sectores más expuestos al riesgo incluyen los servicios de hospedaje y restauración, la manufactura, el comercio minorista y las actividades empresariales y administrativas.

El posible aumento del desempleo mundial durante 2020 dependerá de manera considerable de la evolución futura y de las medidas políticas que serán adoptadas. Existe un riesgo elevado de que para final de año la cifra será significativamente más alta que la previsión inicial de la OIT, de 25 millones de desempleados.

Más de cuatro de cada cinco personas (81 por ciento) de las 3.300 millones que conforman la fuerza de trabajo mundial están siendo afectadas por cierres totales o parciales de su lugar de trabajo. “Los trabajadores y las empresas se enfrentan una catástrofe, tanto en las economías desarrolladas como en las que están en desarrollo”, declaró el Director General de la OIT, Guy Ryder”. “Tenemos que actuar con rapidez, decisión y coordinación. Las medidas correctas y urgentes podrían hacer la diferencia entre la supervivencia y el colapso”, subrayo.

En España  el gobierno ya en marzo había manifestado que producto de la pandemia se prevé la perdida de alrededor de un millón de empleos. Por otro lado también estimaba una pérdida económica de 125.000 millones euros. El panorama posterior al COVID-19 será muy crítico, sus consecuencias colocaran al país en la antesala de la recesión económica y un retroceso de cuatro años de crecimiento, es decir; a cifras de 2016. La segunda edición del Observatorio de la OIT: El COVID-19 y el mundo del trabajo, describe el COVID-19 como “la peor crisis mundial desde la Segunda Guerra Mundial”.

Mientras las previsiones del organismo internacional como organizaciones independientes y fuentes del gobierno no son nada halagüeñas, en Europa el eurogrupo se ha reunido durante más de 16 horas sin llegar a ningún acuerdo, los ministros de finanzas de los 27 se han atascado y no han sido capaces de ponerse de acuerdo en una respuesta conjunta sobre la respuesta de Europa a la crisis económica del coronavirus.

La Unión y sus estados miembros dependen de la solidaridad de todos y cada uno de sus estados miembros, es el momento de poner la cara, de demostrar que la unidad de la que tanto se precia se pone a prueba en estos duros momentos a consecuencia de la pandemia, al otro lado de la orilla millones de trabajadores observan confinados y con impotencia como su futuro se le escurre de las manos.

 


  Votar:  
Resultado:1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos
  1 voto

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*