RECUERDOS DE CARABANCHEL. La Fuente de la Mina

¡Sí, amigos! Todavía recuerdo muchos entierros entrañables cuando me detengo en lo que fue la Fuente de la Mina, porque ahí comenzaba el obligado paso de subida al Cementerio Parroquial de Carabanchel Bajo. Aquí mismo nacía un sendero enlosado, que luego moría en las puertas del cementerio, hoy en lamentable estado.

Aquella fuente famosa de rica agua aplacó la sed de caminantes y vecinos y de los seguidores del Real Club Deportivo Carabanchel. También, por supuesto, de personajes famosos y aristócratas, y es posible que la probara el mismo santo patrón de Madrid —¡quién sabe!—, puesto que este santo fue el creador de pozos y fuentes milagrosas indiscutiblemente.

De la Fuente de la Mina
hay históricos recuerdos,
porque su rica agua
reconfortaba los entierros.

En la Fuente de la Mina
se refrescaron los hinchas
del club de fútbol Carabanchel,
que cumplió más de un siglo
y parece que fue ayer.

Aquí se refrescó, se sabe,
el marqués de Salamanca
y Eugenia de Montijo,
cuando llegaba en calesa
para llenar su botijo.

Si quieren participar y compartir sus recuerdos, pueden escribirnos al correo  carabanchelhyp@gmail.com,
contactar a través de Facebook o Twitter, o directamente al teléfono 646 030 997



  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  5 votos