‘Somos obreros del rock and roll’

Foto: Sara Amo

 Jean-Luc Godard Street Band, un trío de ‘rockabilly protesta’ con base en Carabanchel y voluntad de pasear su sonido por todo el orbe 

La Jean-Luc Godard Street Band es un trío musical con base en Carabanchel y vocación de llevar a todos los lugares donde puedan tocar su “rockabilly protesta”. Lo componen Roque (guitarra y voz), Álvaro (contrabajo y coros) y Grass (batería y coros), y hace un par de semanas entrevisté a los dos primeros con motivo de la inminente presentación de su CD-EP Chapado a la antigua, el 6 de junio en Madreams, que al cierre de esta edición ya tenía todas las entradas vendidas.

••• ¿A qué suena la Jean-Luc Godard Street Band?

Roque: Hacemos rockabilly desde un punto de vista actual; mezclado con otros estilos, pero la base siempre es el rockabilly y el rock & roll clásico. Eso sí, huimos de los estereotipos, de los cuatro o cinco temas típicos que rodean al rock & roll, “mi chica, mi coche, el baile, la moto…”, y nos aproximamos más a otros temas que no se suelen abordar en él, como cuestiones sociales, puntos de vista culturales… inquietudes que en principio parece que solo pueden tocar otros géneros musicales.

Álvaro: Y quien nos escuche también va a encontrar mucho ritmo, buen rollo, unos cuantos gritos, canciones que se quedan y dan ganas de bailotear…

••• ¿Por qué el rock and roll?

A.: Es que nosotros siempre hemos estado metidos en él, somos como obreros del rock and roll… Roque y yo llevamos mucho tiempo tocando juntos, casi 30 años, y siempre ha estado ahí: es parte de nuestra vida desde que éramos bien jóvenes. El rock & roll ha sido prácticamente nuestra vida, nuestro oficio, nuestra manera de ver y entender las cosas…

••• Habladme de Chapado a la antigua, el disco que presentáis…

R.: Hemos cogido el viejo formato de EP, con cuatro canciones. No lo hemos podido publicar de momento en vinilo, pero hemos sacado un CD muy chulo en el que la gente podrá encontrar tres temas nuestros y una adaptación de un clásico del rock & roll. Con este disco se podrán hacer una buena idea de lo que somos hoy por hoy como banda. Lo publicamos justo una semana antes del confinamiento del 14 de marzo del año pasado, teníamos ya prevista una presentación y una “medio-gira”… y claro, se fue todo al garete por la pandemia. Un año después, por fin podemos presentarlo.

••• ¿Cómo habéis llegado hasta aquí? Lleváis juntos un montón de años…

R.: Digamos que tenemos dos fases… En la primera estábamos Álvaro y yo solos, y teníamos la intención de crear una banda con un sonido rockabilly puro, sin batería, cantar en español, hacer nuestros temas y tocar en la calle. Pero por cosas del destino nos estrenamos en una cena de conmemoración del 14 de abril, en 2010… Aceptamos tres meses antes, cuando aún no teníamos ningún tema, y nos metimos la presión suficiente para hacer siete u ocho y poder dar el concierto. A partir de ahí empezamos a trabajar la banda y grabamos un primer disco coeditado: “Madrid, Mojcú, Pekín”.

A.: Luego, dos o tres años después, Grass, a quien conozco desde hace tiempo y es batería también de Boikot, nos cogió un día y dijo: “Pero si parecéis unos juglares: necesitáis un batería”. Estuvo insistiendo unos meses y finalmente se metió en la banda. Desde entonces y en todo este proceso hemos tocado mucho: en Carabanchel, por todo Madrid y fuera, en un montón de sitios.

••• Editáis el disco y llega la pandemia… Vaya palo, ¿no?

R.: Bueno, la verdad es que hemos aprovechado el tiempo casi mejor que en circunstancias normales. Hemos compuesto temas, hemos hecho también alguna adaptación nueva al español… Y, por supuesto, en cuanto fue posible nos pusimos a ensayar juntos de nuevo.

A.: Y ahora, con la presentación del día 6 volvemos a tocar para un público, algo que de verdad necesitábamos ya. Cuando la banda está en forma, tienes canciones que funcionan y todo está preparado, necesitas descorchar todo eso en concierto… Para un grupo no poder tocar en directo es la muerte.

R.: Sí, y además tenemos vocación de llegar a cuanto más público mejor. De hecho, se podría decir que en los últimos tiempos nos hemos dedicado a pulir la banda para abrirnos más al público y no quedarnos en referencias demasiado minoritarias o exclusivistas. Nos interesa sonar.

(Foto: Sara Amo)


  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  1 voto