Carabanchel recupera su tradicional romería dedicada a Nuestra Señora de La Antigua

Tras el parón obligado por el COVID-19, la romería de Nstra. Sra. de La Antigua, que se celebra desde 1995 el último domingo de mayo, volvió a la ermita mudéjar de Carabanchel recuperando parte de su esplendor de antaño. Aunque estaba programada para las 12:00 horas (con misa a las 11:00 horas), la romería se retrasó una hora, pero el buen tiempo ayudó a que decenas de personas esperaran para celebrar este tradicional encuentro. La romería ya no es como las de antes, pero sí se llevó a cabo en buena armonía. Hubo sangría para todos los presentes, si bien se echaron en falta los famoso dulces de La Antigua y un ambiente más ‘romero’.

De todas formas, algunas de las personas allí congregadas, hablaron con el párroco Alberto Jerónimo Couto para ver si el próximo año se pueden recuperar algunas de las tradiciones que se han perdido con el paso de los años. 

La romería en los años 90’

Y es que según se recoge en el libro “Memorial de la Congregación del Carmen: Ayer y hoy, una institución ejemplar de Carabanchel”, firmado por Antonio Sánchez Molledo, la primera edición de esta romería tuvo lugar en 1995, con motivo del quinto centenario de la construcción de la parroquia de San Sebastián Mártir, inaugurada en el pueblo de Carabanchel de Abajo en 1495. Se cuenta en este libro que en aquel año, a las 12:00 de la mañana, la imagen de La Antigua se llevó en romería desde la parroqua de San Sebastián hasta la ermita de Santa María La Antigua.

Además a la gran comitiva que acompañó a la imagen se unió un grupo de guitarras, bandurrias, dulzainas y tambores de la Casa Regional de Castilla-La Mancha en Getafe. Una vez llegó todo el grupo a las inmediaciones de la ermita, se celebró una Eucaristía al aire libre.

Premios Virgen de La Antigua

Al año siguiente, la romería de La Antigua celebró su segunda edición que contó con la entrega de los Premios Virgen de La Antigua, que nacieron para reconocer a personas e instituciones que han tenido especial dedicación con Carabanchel. En esa primera edición, estos reconocimientos recayeron sobre el historiador José María Sánchez Molledo y sobre el sacerdote Luis Pérez Juberías. Además, se reconoció también la labor de la Congregación del Carmen.

Aismismo, se designó como romera de honor a la artista Olga Ramos, conocida como la reina del cuplé en España. En ese año de 1996 nacieron las “delicias” de La Antigua, -llamadas también pirulos-, unos dulces que se conviertieron en tradición anual. 

En 1997, la romería estuvo marcada por la presencia del alcalde José María Álvarez del Manzano, nombrado romero de honor en esa edición. Además, entregó los Premios Virgen de La Antigua, concedidos al Real Club Deportivo Carabanchel, al grupo folklórico de Castilla-La Mancha de Getafe y al párroco Hilario Peña. Igualmente, acudió la cupletista Olga Ramos, que se arrancó con una copla dedicada a Ntra. Sra. de La Antigua. 

En definitiva, en aquellos años 90’. la romería tenía un ambiente mucho más festivo que el actual, pues ahora se reduce a la celebración de una eucaristía y al reparto de sangría para todos los congregados. Como señalábamos al principio, tras la misa, que empezó una hora más tarde de lo anunciado, la romería se saldó en apenas media hora; pues una vez acabada la sangría, la gente fue poco a poco abandonando el lugar. A ver si el año que viene se recuperan algunas de las tradiciones perdidas y el acto se asemeja más a las romerías que se vivían en torno a la ermita hace apenas 25 años.

romería de La Antigua


  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  6 votos

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*