El siglo XIX: El trono se decide en Carabanchel

Antonio d orleans, Duque de MontpensierEl duque de Montpensier, Antonio de Orleans, era hijo de Luis Felipe de Orleans, rey de Francia tras la revolución de 1830. Éste intentó casarlo con Isabel II para convertirlo en rey de España, pero Inglaterra amenazó con una guerra contra ambos países, pues no quería que formasen un bloque continental. Así que el duque de Montpensier se casó con la hermana pequeña de Isabel II, Luisa Fernanda.

A veces la vida aventura varias oportunidades para conseguir las cosas, y como Francisco de Asís era incapaz de hacerle un hijo a Isabel II, el duque de Montpensier podía ser rey regente al pasar la corona a su esposa o a sus hijos. Sin embargo, Isabel II remedió las carencias maritales teniendo, con varios amantes, hijos oficialmente legítimos. Perdida esta segunda oportunidad, al duque de Montpensier no le quedaba otra que conspirar contra Isabel II, hacerla caer del trono y postularse como sustituto. Le descubrieron financiando lo que sería la revolución Gloriosa de 1868 y hubo de exiliarse en Portugal hasta la caída de Isabel II.

Enrique de BorbónEntonces, Antonio de Orleans regresa a España e, incansable, comienza la campaña para la candidatura de Luisa Fernanda al trono vacante. Tenía el apoyo del general Serrano, jefe del primer Gobierno provisional tras la revolución. El infante y duque de Sevilla, Enrique, hermano del ex rey Francisco de Asís, publicó un artículo en La Época denunciando las maniobras para ocupar el trono español del “duque francés”, y a éste le sentó tan mal que sintió la necesidad de reivindicar su honor ultrajado en duelo. El 12 de marzo de 1870, Enrique y Antonio de Orleans llegaron a la escuela de tiro de la dehesa de Carabanchel vestidos con la reglamentaria levita negra. Sus padrinos habían discutido las condiciones del duelo. Se estableció que dispararían alternativamente, sorteándose el orden y la colocación. Se fijó la distancia, 9 metros, marcada por dos piquetes.

Le tocó disparar primero al duque de Montpensier, que erró el tiro; también falló el duque de Sevilla. El honor ya estaba a salvo, pero al contrario que en otros duelos que se consideraban así resueltos, habían establecido que seguirían disparando hasta que se hiciera sangre. Antonio de Orleans hizo entonces el tercer disparo, acertando en la frente de su adversario, que cayó muerto. Tristemente para él (aunque más triste hubiera sido diñarla), esa victoria sería en realidad su mayor derrota, ya que había derramado sangre real española, lo que le despojaba de cualquier posibilidad de reinar en la Corte de Madrid, al ser Enrique de Borbón, infante de España por nacimiento, nieto de Fernando VII y hermano del rey Francisco de Asís.

La muerte de Enrique de Borbón conmocionó a España y a toda Europa. Dado el carácter de militar del duque de Montpensier (Isabel II le había nombrado capitán general), se le formó consejo de guerra. Como solía hacer la justicia en los casos de duelo, se determinó que la muerte del infante había sido “accidental”, y al duque le impusieron un mes de arresto. Pero el auténtico juicio tuvo lugar en las Cortes a finales de año. Cuando el 16 de noviembre de 1870 las Cortes Constituyentes votaron quién debía ocupar el trono español, el “duque francés” solo obtuvo 27 votos, frente a los 191 del príncipe italiano Amadeo de Saboya (candidato del general Prim). El berrinche del duque fue tal que se negó a reconocer al nuevo rey, perdió su grado de capitán general y fue desterrado a Baleares, aunque volvería a Madrid al ser elegido diputado por San Fernando (Cádiz). Volvió a conspirar contra Amadeo de Saboya, como había hecho contra Isabel II, y algunos señalaron su mano como la que pagó a los asesinos del general Prim.

La Finca de Vista Alegre se reconvierte en asistencial

Dadas las enormes deudas que dejó el marqués de Salamanca a sus herederos, éstos cedieron en 1886 la finca al Estado, que la reconvirtió en un gran recinto de establecimientos asistenciales y docentes de titularidad pública:

  1. Colegio La Unión: el Palacio Viejo de la Reina María Cristina fue acondicionado para acoger el colegio de las huérfanas de militares y empleados llamado “de La Unión”, homogeneizándose el volumen y remodelándose sus fachadas, pues a la del jardín se le adosó otra de estilo neogriego, y en la principal se construyó la capilla, en perpendicular y con carácter neomudejar.
  2. Asilo de Ciegos: en la antigua Casa de Bellavista.
  3. Reformatorio de menores: al suroeste de la posesión, en lo que fuera el cerro de los olivos, junto al arroyo del Campo o San Roque, que la atravesaba, y uno de los estanques grandes, se levantó este monumental edificio asistencial, a instancia de los Padres Terciarios Capuchinos y, más concretamente, del que fuera director de la vecina Escuela de Reforma Santa Rita, Domingo María de Alboraya. Su fin iba a ser el mismo de ésta y el de su congregación: la corrección de jóvenes, su moralización y enseñanza para su reinserción social y bajo tutela religiosa. El proyecto fue realizado por Carlos de Luque López entre 1907 y 1908, y las obras finalizaron en 1924.
  4. Colegio de SantiagoColegio de Santiago: en 1914 se aprueba la fundación de un nuevo centro docente en Vista Alegre: el Colegio de Santiago, para albergue de huérfanos de jefes y oficiales de Caballería, bajo el patrocinio de la reina madre María Cristina de Austria y de su hija la infanta María Teresa de Borbón, sirviendo así de complemento al denominado colegio de Santa Bárbara y colegio de San Fernando en el municipio cercano de Carabanchel Alto, con el mismo fin pero al servicio de los cuerpos de Artillería e Ingenieros, respectivamente. Para su emplazamiento se eligieron los terrenos inmediatos a la Puerta Bonita, creada por el marqués de Salamanca en 1857, junto al tramo final de la ría; es decir, del estanque estrellado y su isla, los cuales tuvieron que desaparecer. El colegio se construyó en 1915 y, tras su inauguración, se encomendó su cuidado a la comunidad religiosa Madres Dominicas Francesas.
  5. el Asilo de Inválidos del Trabajo: la reina decidió, en 1887, destinar el edificio del palacio nuevo del marqués de Salamanca a Asilo de Inválidos del Trabajo, inicialmente bajo la dirección de las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl, que comenzó a funcionar en 1899. Con el paso del tiempo, la institución se iría transformando: pasó de Asilo de Inválidos del Trabajo (1889) a Instituto de Reeducación Profesional de Inválidos del Trabajo (1922), posteriormente a Instituto de Reeducación Profesional (1928) y finalmente a Instituto Nacional de Reeducación de Inválidos (1933). Tras esto, Eugenio Sánchez Lozano llevó a cabo una nueva reforma del edificio entre 1934 y 1935.

Las ‘crónicas de Carabanchel Bajo’

Carabanchel Bajo fue descrito en las Crónicas de Carabanchel Bajo que hizo en 1891 el profesor de Primaria Ildefonso González Valencia, en las que, entre otras cosas, señaló que había 3.000 habitantes estables y otros 3.000 como población flotante. Se concentraban en los siguientes núcleos de población:

  1. Casco histórico de Carabanchel Bajo: el pueblo propiamente dicho, en torno a la plaza donde estaba el Ayuntamiento y la iglesia de San Sebastián Mártir. Las calles principales eran la del Marqués de Salamanca (actual calle Eugenia de Montijo), y sobre todo la de La Magdalena (actual calle Monseñor Oscar Romero).
  2. Barriada Mataderos o Guzmán el Bueno: en dicha barriada o aldea había una empresa de carne que le daba su nombre.
  3. Barriada de Extremadura: surgió en torno a la venta “Alcorcón”, junto a la Real Casa de Campo y el campo de maniobras militares conocido como “Campamento”.
  4. Barriada de Getafe: no era el pueblo de tal nombre, sino una aldea en la bifurcación de la carretera de Toledo y la de Getafe.
  5. Colonia de la Glorieta: poblado entre el casco antiguo y Mataderos. Había una empresa llamada “El Porvenir Artesano”, en la que contribuyeron Federico Grases y Emilio Roy.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

II Jornadas Desmontando Tópicos Racistas

El viernes 22 de junio, desde las seis de la tarde en la plaza de Oporto, vamos a celebrar la Segunda Jornada Desmontando Tópicos Racistas en Carabanchel, y nos gustaría muchísimo que te sumaras a participar junto al Servicio de Convivencia y otros colectivos que estarán allí.

Conociendo mejor al pueblo gitano

Desde la Mesa de Convivencia de Carabanchel de los Foros Locales, en la cual participamos como servicio, se propuso realizar las Jornadas Culturales gitanas. Un espacio de encuentro con el pueblo gitano para comprender algunas de sus raíces, usos y costumbres, vida cotidiana, etc. Para romper barreras y mitos.

rcd carabanchel

El RCD Carabanchel ascendió a Tercera División

Con la victoria de ese domingo en Fuenlabrada ante el C.D. Lugo Fuenlabrada, el primer equipo conseguía el ansiado ascenso que le lleva de vuelta a Tercera División. Tras cuatro temporadas compitiendo en el grupo II de Preferente, se regresa así a categoría nacional. El equipo ha conseguido un merecido ascenso basándose en una gran solidez defensiva y un gran trabajo colectivo de todo el grupo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies