CESES Y NOMBRAMIENTOS: GUERRA INTERNA EN EL HOSPITAL GÓMEZ ULLA DE CARABANCHEL

Hace apenas un mes, desde A Voces de Carabanchel informábamos de la mejora en la situación del Hospital Gómes Ulla respecto al Coronavirus. Los trabajadores comenzaban a respirar y en el Hospital se palpaba la esperanza. Sin embargo, la calma fue breve. Un nuevo conflicto sacude a los trajadores del hospital. 

En esta ocasión, toca hablar de ceses y nombramientos. Más concretamente del cese de la Subdirección de Enfermería, formada por Isabel Vegas, Rosa Mª Galindo y Mª Pilar Cornejo. El pasado 14 de mayo, todos los sindicatos con representación en el Hospital (SATSE, CCOO, U.S.A.E, AMYTS, CSIF, CSIT) enviaron una carta al Inspector General de Sanidad, con copia a la Dirección del Hospital, Jefatura de Recursos Humanos y Jefatura de Enfermería.  

A Voces de Carabanchel ha tenido acceso a esta carta, donde todos los sindicatos “protestan de forma unánime por este cese” y solicitan las “causas que justifican esta decisión”. Los sindicatos aseguran que “ningún delegado ha recibido quejas de su gestión por parte de los trabajadores”. Por todo ello, para mantener “la paz social” en el Hospital Gómez Ulla, en un momento “en el que la unidad y el buen hacer son fundamentales” soliitan que se reconsidere esta postura y se retire de forma inmediata esta orden de cese. 

Ayer, 4 días más tarde, los representantes sindicales conocieron la decisión del Inspector General de Sanidad. No solo no retiró la orden de cese, si no que ya ha nombrado a tres enfermeras del centro para sustituir a la Subdirección de Enfermería actual. Estas enfermeras son Mª José García Pérez, Mercedes Marañón Esteban y Yolanda Barrios Zurita.

INFORME PROFESIONAL Y TRAYECTORIA DE LAS TRES CANDIDATAS

Según todos los sindicatos del hospital, Mª José García Pérez lleva dos años en la Unidad de Docencia del Hospital. Fue nombrada mediante designación directa como Adjunta a la Jefatura de Enfermería por el General Coca. Sin embargo, llama la atención que al no ser personal estatutario no puede participar en muchas actividades que su cargo conlleva. 

En cuanto a su trabajo en la Unidad de Docencia del Hospital, los sindicatos explican que su puesto, Coordinadora del Grado de Enfermería, fue creado contra el criterio de la Vicedecana y el resto del Departamento de la Univerdad de Alcalá. Este puesto, por supuesto, conlleva una cuantía económica extra. En la actualidad, coordina también el Grado de Medicina. 

Los sindicatos del Hospital Gómez Ulla afirman que Mª José García Pérez lleva más de dos años sin realizar ningún tipo de labor asistencial, ni de gestión de personal. Ni siquiera con motivo de la pandemia del Covid-19 se ha puesto a disposición de la Jefatura o Subdirección de Enfemería para reforzar el personal, cuando más necesario era. 

En cuanto a Mercedes Marañón Esteban, los sindicatos aseguran que en 2017 registraron una solicitud de cese inmediata, debido a la cantidad de irregularidades en la gestión llevadas a cabo desde su puesto de Subdirectora de Hospitalización. 

Los sindicatos aseguran que ya en su época de supervisora del turno de tarde tenía multitud de quejas por parte de los trabajadores. Explican que aplicaba los acuerdos internos y la legislación laboral de forma totalmente arbitraria. En enero de 2017 propició el despido de 39 sanitarios (21 enfermeras), en plena campaña de la gripe, alegando que era personal prescindible. Esto ocasionó que unidades de hospitalización quedaran bajo mínimos en turnos de tarde y noche.

Numerosos trabajadores el Hospital Militar explican que su trato resultaba inaceptable, gritos, malos modo, incluso llegando a los insultos. A pesar de que en junio de 2017, los sindicatos solicitaron su cese, fue condecorada con la Medalla al mérito con distintivo blanco, por parte del General Coca. 

A todo esto, hay que añadir que en ese mismo mes de junio los sindicatos del hospital denunciaron la adjudicación a Marañon de una plaza en el concurso de movilidad interna voluntaria, como enfermera del Servicio de Salud Laboral. Esta adjudicación de llevó a cabo sin haber realizado el baremo. Además, para poder aspirar a esa plaza era necesario ser especialista en Enfermería de Trabajo. Un sinfín de irregularidades, denunciadas por los sindicatos. 

Por último, los sindicatos también han recibido numerosas quejas en relación a Yolanda Barrios Zurita. Quejas sobre su gestión como supervisora. Los trabajadores hablan de trato diferenciado y aplicación de normas de forma arbitraria para favorecer o desfavorecer a diversos trabajadores. En su trabajo de gestión y distribución de personal, a menudo no tiene en cuenta las cargas de trabajo. 

Además, los sindicatos aseguran que no tienen “constancia de que tenga un perfil quirúrgico” por lo que no parece adecuado que ocupe un puesto de gestión de personal, en un área tan esencial como la Unidad Quirúrgica. 

Para los sindicatos no existen motivos claro que expliquen esta decisión. “Resulta increíble que con la drámatica situación que se ha vivido y se sigue viviendo, se actúe de esta manera”. Por estos motivos, la representación sindical del Hospital Gómez Ulla ha pedido la paralización inmediata del nombramiento de este nuevo equipo.   

Desde los sindicatos han creado esta hoja de firmas en apoyo a la actual Subdirección de Enfermería, formada por Isabel Vegas, Rosa Mª Galindo y Mª Pilar Cornejo. 

 

 

 

 


  Votar:  
Resultado:2,9 puntos2,9 puntos2,9 puntos2,9 puntos2,9 puntos
  7 votos

6 comentarios

  1. Cesar | 21/05/2020 01:27h. Avisar al moderador
    Conozco la situación laboral del hospital, han pasado cosas muy graves que se han tapado, es una vergüenza pero hay miedo a represalias, ojala las denuncias publicas sirvan de algo.   
  2. Beatriz | 21/05/2020 01:21h. Avisar al moderador
    El acoso laboral por parte de la dirección de enfermería y concretamente por Mercedes Marañon es habitual, demasiados años de abusos por eso muchos trabajadores nos fuimos de allí, debería tomarse en serio las ilegalidades constantes en el Gomez Ulla.   
  3. Jemg | 20/05/2020 16:06h. Avisar al moderador
    No me llama la atención ,trabaje en él y la gestión parece ser el chiringuito de alguien Nadie se atreve a levantar la voz pues saben que pueden perder su trabajo pues Existe un porcentaje alto de Temporales Donde tus dichos son atropellados con escasez de personal y no cumpliendo los ratios de pacientes por enfermero-tcae o médico. Y ni que decir de consultas externas atropella constantes Los supervisores velan por ellos que por su equipo Lo de hoy es producto de años de mala gestión    
  4. Fran | 19/05/2020 23:23h. Avisar al moderador
    La mano negra del ejército actúa de nuevo,lamentable que se siga permitiendo esto. Ahora de nuevo están sus enchufes conectados. Cuando poder aún estando jubilado.   
  5. Juan Polo Pla | 19/05/2020 20:56h. Avisar al moderador
    Y no hablamos de la "clínica dental ", otro enchufe, que ha montado a su hijo el General Coca, ni de las denuncias por malos tratos al personal de la gente que incorpora. Tampoco se habla de cómo echo al CEU, como se cargó la la dirección de enfermería, cosa que prometía a sus allegados, ahora a ver quién firma y te hunden la carrera si no consiguen echarte o que te vayas. Lamentable el franquista General Coca.   
  6. Toñi | 19/05/2020 19:43h. Avisar al moderador
    Conocí a S. Coca en El Hospital del Aire y siempre medraba para colocar a sus chicas...veo que sigue igual a pesar de estar jubilado... pero en vez de ejercer de abuelo presiona al director del hospital para que te coloque a su chica.   

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*