‘EL LIBRO ES SOUL FOOD Y BLUES, LA COMIDA DEL ALMA Y LA MÚSICA DE LAS ENTRAÑAS’

Héctor Martínez, músico, historiador y conferenciante. Acaba de publicar su primer libro: ‘Comer y cantar’

Héctor Martínez es músico, historiador y conferenciante. Durante diez años estuvo tocando la armónica en la extinta banda de blues The Forty Nighters, con la que grabó tres discos de estudio y realizó varias giras por España y Europa. Ha publicado decenas de artículos musicales para distintas revistas españolas, mexicanas y argentinas. Y ha impartido diversas charlas sobre blues en varios centros penitenciarios. Acaba de publicar su primer libro: Comer y Cantar (Lenoir 2019). Un libro de recetas de comida afroamericana marinado con música blues.

•••    ¿Cómo llegas al blues siendo una música de raíces norteamericanas tan marcadas y a priori tan ajena a nosotros?

Llegué a él  a través del rock en mi adolescencia. Un día un amigo del barrio apareció con un cassette de los Doors y de Jimi Hendrix que lo cambió todo para mí. Era algo muy diferente a lo que venía escuchando y que sin darme cuenta me hizo abrir un nuevo camino. Y bueno, de los Doors a los Rolling Stones hay un pequeño saltito, y de los Rolling a Muddy Waters hay otro saltito, y de Waters a Jimmy Reed hay otro... Al final es una cuestión de la curiosidad que tú tengas, porque si no tienes inquietudes te quedas con lo primero que te ofrecen en la TV o en la radio: el producto enlatado.

•••    ¿Qué nos vamos a encontrar dentro del libro?

El libro es un recetario enfocado principalmente a la gente que le gusta la comida. Es comida tradicional afroamericana, es soul food, la comida del alma, que es como se le conoce en EE UU. Pero las recetas tienen su historia. No es simplemente un plato, es la historia de ese plato. Cada receta tiene asociada su esencia musical y su esencia histórica. Es soul food y blues, la comida del alma y la música de las entrañas. A través de cada plato el libro cuenta cómo se ha conformado la cultura afroamericana en torno a la comida. Así pues, en cada capítulo tenemos una reseña histórica sobre un plato con su información complementaria (de dónde surge, por qué se cocina de esa manera, qué personajes históricos se relacionan con él), su peso e influencia en el blues, las letras de canciones tanto en inglés como en castellano, los ingredientes y la receta paso a paso.

•••    ¿Por qué fusionar comida con blues, dónde encontraste la conexión?

La comida es una de las cosas que define la cultura de un país junto con la música: música y comida son dos conceptos que van muy unidos. Por otro lado llevaba años haciendo artículos sociales de blues, buscando cosas llamativas e indagando sobre lo que hay detrás de la temática de las canciones: alcohol, santería, superstición… En esa línea comencé a investigar sobre los alimentos. Me llamó mucho la atención que Robert Johnson, que solo grabó 26 canciones que han quedado todas ellas para la posteridad y que es un referente para infinidad de músicos legendarios de blues, tenga una de ellas en la que hable de algo tan mexicano como son los tamales. El Mississippi es sureño, pero aun así queda muy lejos de México. Entonces, empiezas a investigar y a darte cuenta de que hay unos aspectos históricos que no son del común de la población. Mucha gente por ejemplo no sabe que hubo una guerra entre EE UU y México en la que este último perdió Arizona, Texas…

•••    ¿Qué criterio utilizaste para estructurar el libro?

Quería que fuese un libro de recetas como tal, con sus ingredientes, con la forma de elaborar cada plato y con una pequeña introducción histórica que es la parte sustancial del libro. Así pues, cada capítulo es una receta de comida con canciones de blues que la ilustran. El criterio de selección de los platos para incluirlo en el libro ha sido su influencia en la música. Para darle un poco de uniformidad, lo que hice fue separar por un lado la parte histórica, por otro la parte musical y por el otro la parte de la comida con la propia receta al uso.

•••    Como buen vecino de Aluche, ¿en qué zonas del barrio podemos escuchar blues?

Pues para escuchar blues en directo tenemos la sala de conciertos La Mala  (C/ Seseña, 9), que no es exclusivamente de blues, pero sí que los programa a menudo. Justo en el local de encima tenemos la Asociación Cultural Pablo Picasso, donde de vez en cuando también hacen conciertos de blues acústicos. Otra sala donde también programan conciertos es el Bar Trastevere, y para cenar en el Novecento (ambos en C/ Camarena, 107), una pizzería decorada con cuadros de blues y de cine, y en donde siempre tienen muy buena música. Además tienes la Escuela de Blues de Madrid [en Carabanchel: C/ de Matilde Hernández, 36] (www.escueladebluesdemadrid.es) y la Sociedad de Blues de Madrid (www.sociedadelbluesdemadrid.com).

•••    ¿Tu próximo proyecto?

El 31 de octubre, a las 18:30, presento el libro en la Biblioteca Ángel González (C/ Granja de Torrehermosa, 1, Campamento). Será un pequeño coloquio en el que estaré acompañado por el guitarrista Álvaro Leal, de los Midnight Stomp.

JAVIER SÁNCHEZ FERNÁNDEZ

  Votar:  
Resultado:0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos
  0 votos