contenedores

El ‘contenerazo’ de Carabanchel se queda

A.V. CARABANCHEL ALTO

Después del acto informativo en el Centro de Mayores Francisco de Goya, la Junta de Distrito y la concejalía de Medio Ambiente invitaron a la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto a una reunión para dar detalles del nuevo sistema a instalar y conocer la opinión de la vecindad sobre la imposición de este nuevo sistema de recogida.

En este sentido, la asociación decidió recoger las opiniones de la vecindad al respecto, y para ello dispuso puntos informativos en la calle y diferentes canales de comunicación directa. El resultado fue contundente: cerca del 90% de los vecinos se opusieron a la implantación del nuevo sistema, tanto en las zonas tradicionales como en la nueva.

En el encuentro, celebrado el pasado 16 de octubre, la Administración explicó los motivos por los que se está modificando el sistema de recogida, y la asociación expuso los resultados de la consulta. La reunión concluyó con el compromiso de la Administración para, en el caso de la zona nueva o PAU, no instalar el nuevo sistema en tanto no hayan pulsado la opinión de otros PAUs. Y sobre las zonas antiguas y tradicionales, el sistema continuará su instalación, pero revisarán la colocación ya realizada a partir de las reclamaciones aportadas por la asociación. Finalmente, la Administración se comprometió a mantener informada a la vecindad.

En resumen, el contenerazo llegó para quedarse. Al menos en una parte de Carabanchel Alto, y no en todas las zonas… de momento. En los PAUs, cuya única problemática está en el interior de las propias comunidades y la forma en que se organiza la recogida interna, quizás se pueda paralizar la implantación. En la zona antigua y casco antiguo, se continuará la instalación, subordinados a la eficiencia económica, que busca la máxima optimización de los recursos materiales y, posiblemente en el próximo contrato, también humanos.

Lo cierto es que a día de hoy la Administración ya ha revisado y recolocado los contenedores. En la mayoría de los casos ha evitado las fachadas de viviendas en planta baja y los locales con actividad a calle. También, en algunas zonas donde era físicamente imposible evitar las viviendas, han vuelto a reponer los anteriores contendores con ruedas. Pero esta última medida, junto con el resto de calles todavía sin la nueva instalación, está en período provisional, en tanto buscan la manera de colocar los nuevos fijos. Muy complicado lo tienen.

Y no es menos cierto que, la vecindad está respetando el uso adecuado de los nuevos, lo cual desdice la campaña de insumisión que parecía poder producirse. Sin embargo, existen una serie de acciones aún por realizar. En primer lugar, una campaña informativa y de concienciación al uso adecuado y al reciclaje a la vecindad, pero sobre todo a los locales recreativos y empresas del barrio. También la instauración de un sistema verdaderamente eficaz y ágil para que los vecinos puedan informar del deterioro o mal uso de los nuevos contenedores. Y por último, el estudio pormenorizado de la colocación y las acciones de renovación urbana puntuales que deban realizarse (ensanche de tramos de acera o esquinas, eliminación de plazas de aparcamiento, etc.), y la rápida ejecución de las obras necesarias.

Pero a pesar de todos los argumentos a favor, este nuevo sistema ni es amable ni parece solucionar adecuadamente los problemas cotidianos. Solo son contenedores gigantes, siguen oliendo mal, y requerirán a la larga de un contrato más caro para su mantenimiento.

Finalmente, es de extrañar que, al contrario que con otras medidas, no se hayan tenido en consideración obligadas normativas o informes sectoriales en materia de seguridad, como el de la Confederación de Asociaciones de Protección, que establecen una distancia mínima de cuatro metros entre las fachadas y los contenedores de residuos. Pero claro, en un barrio donde las aceras llegan a ser de 80 centímetros, ello obligaría a buscar otras alternativas. Y esto no toca.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Mejoras en Carabanchel

El Ayuntamiento de Madrid invierte un millón de euros para mejorar tres espacios en Carabanchel.

Durante este verano, el Ayuntamiento de Madrid está arreglando y renovando tres espacios públicos del barrio de Carabanchel.

José Sacritán

Personajes de Carabanchel: José Sacristán

Hoy hablamos de José Sacristán, un actor de teatro, cine y televisión muy conocido y con una amplia trayectoria profesional.

Botellón

Con el verano llega el botellón nocturno

Con la llegada del verano apetece mucho salir por la noche al aire libre cuando cae el calor. Por eso muchos vecinos y vecinas bajan de sus casas y se reúnen a la fresca para charlar y desconectar del día, pero en ocasiones hay gente que pasa de una charla tranquila y prefiere un botellón con música.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies