'MAYORES A ESCENA': VISIBILIDAD, ENVEJECIMIENTO SALUDABLE Y VALORES SOCIALES

El VIII Certamen de Teatro 'Mayores a Escena' vuelve un año más al Centro Cultural Fernando Lázaro Carreter con el envejecimiento activo y la visibilidad del talento en el punto de mira.

 

Sobre el escenario, el grupo de teatro del Centro Municipal de Mayores Maestro Alonso (Distrito Salamanca) representa una adaptación de El retrato de la Baronesa Von Peeifer, del dramaturgo español Rafael Mendizábal. Una comedia que despierta las carcajadas del público asistente y del comité que valorará esta obra enmarcada en el VIII Certamen de Teatro 'Mayores a Escena'. Este grupo es uno de los más de veinte que han estado pasando por el distrito de Carabanchel desde comienzos del mes de octubre a mostrar sus propuestas escénicas para el concurso.

 

 

Es la octava edición de este certamen que se desarrolla gracias al Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social con la intención de dar visibilidad a los grupos de teatro que participan en centros de mayores de todo Madrid. Raquel del Horno, Jefa de Sección de Centros de Mayores y Residenciales de la Dirección General de Mayores y coordinadora de este proyecto, cuenta que entre los objetivos que persiguen están el envejecimiento saludable, el desarrollo de las habilidades comunicativas y el fomento de las relaciones sociales. “Con el teatro se trabaja sobre la memoria, se aprende a canalizar emociones y transmitirlas. Estos grupos generan una dinámica interna muy potente entre ellos y se sienten integrados en un proyecto común con otros grupos de teatro.” Así que, además de desarrollar sus habilidades artísticas y mostrar su trabajo sobre el escenario para un público diferente al de los centros a los que pertenecen, este certamen es para los participantes una saludable experiencia y -por su carácter de competición- un desafío. Andrés Moya, el responsable y uno de los actores del grupo Maestro Alonso, destaca lo acertado de esta propuesta: “Hacemos teatro porque nos divierte y porque es una actividad que nos ayuda a mantener la memoria. A nuestra edad, es un ejercicio muy práctico. Y este certamen, en concreto, es un reto: sabemos que tenemos que hacerlo bien, que tenemos competidores. Hace falta que se mantenga por mucho tiempo.”

 

El comité especializado que preselecciona las obras tendrá en cuenta la calidad artística de las mismas pero también la promoción de valores sociales, inclusivos y con perspectiva de género. Dice Raquel del Horno que “la idea es que las personas mayores sean vehículo de transmisión de valores distintos. Se busca la innovación y se les motiva a crear guiones diferentes. Es interesante que promuevan valores desde las relaciones intergeneracionales, la perspectiva de género, lo inclusivo.”

 

El comité seleccionará entre tres y seis obras finalistas y un jurado será el que otorgue los tercero, segundo y primer premio, además de algunas menciones especiales por cuestiones como la escenografía o el vestuario. Será los próximos 7 y 8 de noviembre también en el Centro Cultural Fernando Lázaro Carreter.

Sara Luque Olaya


  Votar:  
Resultado:4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos
  6 votos

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*