UN VERANO REPLETO DE PROBLEMAS EN LA PISCINA MUNICIPAL DE LA MINA

Piscina La Mina

Los vecinos de Carabanchel están viviendo un verano anómalo. En uno de los veranos más calurosos de los últimos tiempos la Piscina Municipal de La Mina está sufriendo problemas de todo tipo. Un trabajador de la piscina ha hablado con A Voces de Carabanchel para hacer pública la situación y el porqué de los problemas. “Los usuarios merecen saber que las cosas no están funcionando porque no se quiere” asegura este trabajador.

Este trabajador ha querido explicar la situación actual. Para ello hay que echar la vista atrás, hasta la apertura de las piscinas municipales. Nuestra fuente garantiza que desde el primer momento se dieron cuenta de que no se habían cubierto bajas y que así sería muy dificil realizar el trabajo de forma correcta. El primer día abrieron la piscina tres socorristas, uno por piscina, cuando el número habitual es de cuatro (un socorrista en la piscina pequeña, otro en la mediana y dos en la grande). El problema, tal y como nos cuenta el trabajador de la Piscina Municipal de La Mina, va más allá de los socorristas. En La Mina falta personal de mantenimiento, médicos, socorristas y gente en taquilla. 

7 JORNADAS DE PUERTAS ABIERTAS ESTE VERANO

Las consecuencias de esta falta de personal afectan tanto a los usuarios como a nosotros, los trabajadores. Cuando faltan socorristas, se cierran piscinas, normalmente la infantil. Cuando falta el médico, se cierra la piscina olímpica. Cuando faltan taquilleros, los usuarios salen beneficiados ya que se declaran jornadas de puertas abiertas pero los trabajadores cuentan entonces con un volumen de trabajo mucho mayor de lo normal.

El pasado domingo, día 18, fue la 7ª Jornada de puertas de abiertas en La Mina. Esto nunca había pasado por lo que te hacen pensar e investigar. “Parece que pretenden que el público se desencante de lo público, que piensen que esto no funciona y que no merece la pena” opina este trabajador. “En mi opinión, creo que es lo que quieren conseguir, que la gente se canse de lo público, con este nivel de calidad no tardarán en hacerlo, y que abracen encantados su fórmula salvadora, la colaboración público privada”. 

De hecho la titular del Área Delegada de Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Sofía Miranda, habla de colaboración público-privada en una comparecencia pública. En dicha comparecencia también explicó la situación sufrida este verano por las diverdas piscinas municipales de Madrid. Culpabiliza de esta situación a la anterior administración, acusando de falta de previsión a la hora de preveer las obras y reformas en las Piscinas Municipales, asi que como la falta de personal en la fecha de apertura de dichas piscinas. 

Han pasado 3 meses desde la apertura de La mina y uno de sus trabajadores asegura que las bajas siguen sin  cubrirse. “Parece que no se quieren solucionar estos problemas para que los usuarios abracen sin réplicas la solución público-privada”. 

LA MINA ESTUVO DE OBRAS DURANTE 10 MESES

Esta obra pretendía arreglar el vaso de las piscinas, la maquinaria de medición de cloro y las escaleras de todas las piscinas. Un trabajador de La Mina nos explica que este es otro de los problemas más graves, “la obra ha sido una chapuza”. La maquinaria de medición de cloro no soporta la cantidad necesaria para el tamaño de una piscina municipal, las escaleras de acceso a las piscinas están rotas día si y día también. Este hecho afecta a nuestros compañeros de mantenimiento y por supuesto a los usuarios, ya que si hay un determinado número de escaleras rotas, por ley, la piscina no puede abrir. 

 

 



  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  3 votos

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*