La Comisión de Educación de la Asamblea de Madrid escucha el impacto de las obras de la Línea 11 sobre el Colegio Perú

Durante la comparecencia, celebrada esta mañana, un representante de la asociación de familias ha expuesto las consecuencias de estos trabajos sobre el centro escolar, que acoge a más de 500 escolares de entre 4 meses y 12 años

La Comisión de Educación de la Asamblea de Madrid, en su sesión celebrada este martes 16 de abril, ha escuchado el impacto de las obras de la línea 11 de Metro en el Colegio Perú, contiguo al recinto donde se desarrolla este macroproyecto desde el pasado diciembre. A petición del grupo parlamentario Más Madrid, ha intervenido en la Asamblea madrileña un portavoz de la asociación de familias del alumnado (AFA) de este colegio del distrito de Carabanchel para señalar la ineficacia de las tibias medidas tomadas hasta ahora por la Comunidad de Madrid para proteger al centro escolar. 

Seguimiento de la Comisión de Peticiones desde el colegio Perú

Entre estas medidas figura la colocación de pantallas acústicas cuyo resultado se cuestiona a tenor de los vídeos proyectados durante la comparecencia, en los que las familias del Perú han grabado distintos momentos de trabajo en el recinto que acogerá próximamente la tuneladora que excavará el túnel del nuevo trazado de la línea 11. En estos vídeos se aprecian unos niveles elevados de impacto sonoro a 25 metros del patio del colegio.

Asimismo, las familias señalan que la Comunidad de Madrid ha reforzado únicamente 33 ventanas, menos de las que prometieron (42), y una cifra aún más alejada de las 153 que tiene  el centro escolar en sus aulas. También, según se ha denunciado en la Asamblea de Madrid, no se han instalado toldos ni climatización en las clases, elementos necesarios antes del inicio del incremento de las temperaturas, pues debido a los ruidos y al aumento del polvo en suspensión y partículas contaminantes no se podrán mantener las ventanas abiertas.

El portavoz de las familias en la comparecencia, Mikel Ogueta, también ha señalado la importancia de instalar medidores de partículas para asegurar la calidad del aire que respiran los 550 niños y niñas del Colegio Perú, y ha recordado cómo en una obra de similares características en cuanto a impacto en la población escolar, la operación Mahou- Calderón, Madrid Salud sí instaló estos medidores. Sin embargo, este organismo autónomo del Ayuntamiento de Madrid rechaza ahora la petición realizada por las familias. Por último, Ogueta ha reclamado el informe sobre la situación de la estructura del colegio, un documento redactado en octubre de 2022 y que la asociación ha solicitado en varias instancias, sin éxito. Este centro es, además, el primer edificio del nuevo trazado por el que atravesará la tuneladora.



  Votar:  
Resultado:3 puntos3 puntos3 puntos3 puntos3 puntos
  2 votos