Chema Villán y su deseo de recuperar el nombre de los pubs que ha habido en Carabanchel

Chema Villán, dueño del Caramanchel de Lito, se propuso un reto hace unos meses: recabar el nombre, dirección y dueño de todos los locales de noche que ha habido en Carabanchel. Al menos, todos los que seamos capaces de recordar. 

Gracias a ese reto, actualmente, desde las paredes de su local, situado en la calle Alondra, 30, cuelga una docena de carteles donde, barrio a barrio, aparece el nombre de estos negocios míticos de la noche carabanchelera. Algunos inolvidables como La Mina (después Stewards), el Kalcos o el Star Rock Legend, cerrado recientemente; a otros que todavía siguen funcionando como el Kuo (en Carabanchel Alto), el Trote (los dos, cabría decir) o el mítico Calvo’s.

bar caramanchel de lito exposición

Casi 200 nombres… y subiendo

En los carteles del Caramanchel ya hay cerca de 200 pubs registrados. Por algunos de ellos han pasado hasta tres o cuatro garitos diferentes. “El objetivo de esta exposición es recuperar toda esa memoria viva que, por desgracia, se está perdiendo”, reconoce Chema. Asegura que sabe de locales que abrieron en los años 60’ del siglo pasado (como el Chiqui, en Castro de Oro, 16), aun así, la gran mayoría abrió en los 70 y 80. 

Lo interesante de esta muestra es que está muy viva. Cada cliente que va, se pone a pensar y aporta nuevos datos a Chema. Ayer mismo, le recordaron el nombre de Valentín, que fue dueño durante un tiempo del Babilon, en Nuestra Señora de Fátima, y que después trabajaría también en el irlandés Mulligan's, situado justo al lado y que todavía está abierto.

Su objetivo es mantenerla al menos un mes más para poder recabar el máximo de información posible. Luego, junto a las fotos que muchos clientes y propietarios de estos locales le están haciendo llegar, su intención pasa por digitalizarla. “Una vez digitalizada, se la pasaré a aquellas personas que estén interesadas en tenerla o exponerla”, señala. “Me gustaría que la exposición vaya moviéndose por diferentes bares, pero sobre todo que toda esta memoria viva, no se pierda”, añade.

Después, bares y bodegas

Asimismo, reconoce que lo más interesante está siendo recuperar la historia de las antiguas bodegas que había en el barrio. Hoy, todavía perduran algunas como la Bodega Pérez o la Calatrava, pero otras míticas como Bodegas El Toboso o Bodegas Rojo ya han echado el cierre. Además, cuando concluya esta muestra también se ha planteado hacer una parecida de bares. “Aun así, ahí haré una selección por bares míticos de cada barrio”, relata. Su deseo, comenzarla después del verano e incluirá restaurantes, bares, cafés y bodegas.

Entre los candidatos: el Bar Juan (o San Juan) que estaba junto al metro de Carabanchel; el mítico Rincón de Medik, que se situaba al comienzo de la actual Marcelino Camacho (donde el parquecillo) o el Hermanos Yagüe, que se encontraba en la  Av. Plaza de Toros, 21. Pero, sin duda, el rey entre estos bares memorables es el Alfonsillo de Camino Viejo de Leganés que, en apenas dos años, cumplirá la friolera de 100 años dando servicio al barrio.

En definitiva, un gran trabajo el de Chema que, con esta iniciativa, pretende que esta parte tan importante de la vida de Carabanchel no se pierda y perdure para siempre. Así que si quieres ir a revisar la lista, no dudes en pasarte un día a conocerlo. 

Galería de imágenes con algunos de los carteles (no están todos)



  Votar:  
Resultado:3,3 puntos3,3 puntos3,3 puntos3,3 puntos3,3 puntos
  11 votos

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*