la vivienda es un derecho fundamental

‘El de la vivienda es un derecho fundamental, y hay que exigirlo’

Lidia Romero ha puesto fin a 75 días de acampada frente a la Junta de Distrito con Santi, su pareja, tras conseguir un alquiler social gracias a Mensajeros de la Paz

ROBERTO BLANCO TOMÁS

El 1 de septiembre llegaba a nuestra redacción una excelente noticia: Lidia y Santi, que llevaban ya 75 días acampados frente a la Junta de Distrito tras su desahucio pidiendo una solución habitacional digna, por fin habían conseguido un alquiler social y dejaban la acampada a las ocho de esa misma tarde. Al final había sido una ONG, Mensajeros de la Paz, quien les había aportado esta solución, que ha llegado muy a tiempo para esta familia con cuatro hijos (ninguno de los cuales ha estado acampado) cuando se avecina el inicio del curso escolar y la llegada del frío.

Una hora antes de la fijada para levantar el campamento, nos acercamos por la plaza de Carabanchel para entrevistar a Lidia y que nos contase cómo estaba viviendo el final de esta protesta.

Lidia, por fin habéis conseguido lo que pedíais: el alquiler social.

Sí, después de 75 días, al final lo hemos conseguido: un alquiler social, una vivienda digna, como siempre hemos dicho… Pero no han sido las Administraciones: ha venido Mensajeros de la Paz, el Padre Ángel, y nos ha ayudado… Y aquí estamos, recogiendo todo para irnos ya y empezar otra vez una vida normal.

Ahora que ha terminado, ¿cómo ves esos 75 días?

Jo, pues mira, ahora parece como si no hubiese pasado, porque como estoy tan contenta lo negativo no lo veo tanto, pero la verdad es que no se me va a olvidar nunca… Aquí hemos pasado lluvias, frío, calor… muchísimo calor, muchas tristezas… Aparte de que yo estaba embarazada y tuve también el aborto al principio. Hemos tenido que soportar que se nos difame, nos han usado de arma arrojadiza… Y me he sentido abandonada, por las Administraciones y por todo en general… Fíjate al final quién me ha ayudado con el tema de la vivienda: una ONG, Mensajeros de la Paz, porque si llega a ser por ellos lo mismo pasan cien días y seguimos aquí.

¿Cómo valoras el apoyo recibido de la gente?

Si no llega a ser por ellos no habría sido igual… Sin ese gran apoyo de familiares, amigos, conocidos, vecinos, no podríamos haber aguantado 75 días. Yo siempre dije que Santi y Lidia no se iban a ir de aquí sin una solución, pero la verdad es que con ellos ha sido más llevadero…

Directamente responsable de la solución es Mensajeros de la Paz, pero entiendo que también la lucha y la resistencia han jugado un papel clave, ¿no?

Claro, siempre lo he dicho: si no luchas, nadie te escucha… Imagínate: si yo hubiese vuelto a ocupar, o si nos hubiera acogido algún familiar o si hubiéramos ido a Estancias Breves, esto habría sido otro caso más que pasa al olvido, y ya está. Otra víctima.

Vivido esto, ¿qué le dirías a alguien en la misma situación?

Que hay que luchar: si no luchas, en casa nadie te va a ayudar. Asumo que no todo el mundo va a ser como yo, porque cada uno somos de una manera, pero hay que luchar por nuestros derechos, no hay que callarse. El de la vivienda es un derecho fundamental para todos y hay que exigirlo. No te pueden mandar a Estancias Breves, no son sitios para familias con hijos: un centro donde hay gente con otro tipo de problemas, algunos bastante graves… Si ésa es la normativa, tenemos que luchar para cambiarla.

¿Quieres enviar algún mensaje a los vecinos?

Sí, darles las gracias. Gracias a nuestra lucha, al apoyo recibido de muchos vecinos y a la Asamblea de Vivienda de Carabanchel, por fin ya una familia tiene casa luchando dignamente y haciendo todo lo que hay que hacer. Gracias por todo.

Una curiosidad: ¿Qué es lo primero que vais a hacer en cuanto desacampéis?

Irnos a nuestra nueva casa, limpiarla [risas], y luego ya colocar nuestros muebles, nuestras camas, y por fin tener una vida normal y seguir adelante.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

El equipo de judo Kobe lanza una campaña de crowdfunding

El equipo de judo Kobe lanza una campaña de crowdfunding

Su objetivo es llegar a 1.650€, para la compra de equipos para renovar la imagen de equipo y conseguir más chicas se animen a competir en la liga

Fiestas populares de Opañel

Éxito de las segundas Fiestas Populares de Opañel

Las segundas fiestas populares de Opañel, han tenido un montón de actividades con gran participación del vecindario.

Un 24 % de los madrileños son intolerantes a la lactosa

Un 20% de la población española y más de un 24 % de los madrileños son intolerantes a la lactosa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies